SPONSOR

Sin importar las recomendaciones, la excelente calidad o incluso el fanatismo, si estás cansado, es muy difícil mantener los ojos abiertos, por más buena que sea la película frente a ti. A todos nos ha pasado, al menos una vez en la vida y si importar la edad. Para recordar esas ocasiones, y para tener en cuenta que efectivamente son obras que merecen ser vistas, te traigo una lista con 10 buenas películas no debes ver con sueño.

SPONSOR

No significa que sean films malos o aburridos, simplemente quiere decir que debes ir a descansar antes de verlos. La mayoría no están llenos de explosiones e implican que te mantengas atento para llegar a disfrutar todo su potencial. Por eso mismo, te recomendamos que los veas ¡pero no cuando tengas sueño! 

1. Tiempos Modernos (1936)

Es una película obligada para cualquier cinéfilo o estudioso de los procesos sociales, pero hay que admitir que en determinado momento tiene algo de soporífero. Quizás sea el blanco y negro, la música instrumental o la hermosa escena de Chaplin patinando, pero si uno comienza a verla de noche y con sueño, es probable que no llegue despierto al final. Dado que esta película es un reflejo de las condiciones desesperadas que vivía la clase obrera en la época de la Gran depresión, recomiendo fuertemente que no dejes de verla completa en algún momento que estés bien atento, así puedes disfrutar de ella al 100%. Será una muy buena inversión de tiempo.

2. 2001 Odisea del Espacio (1968)

Ésta es otra de las obras maestras del séptimo arte que, si te encuentra cansado, te resultará difícil saber cómo termina. Sobran argumentos del por qué es una obra de arte, completamente vanguardista y revolucionaria, pero más de alguno encontró en ella un muy buen dormir con sus casi 4 minutos iniciales de imagen en negro, silencio y magistral música de fondo. A lo largo del film se encuentran muy poco diálogos, largos planos fijos y muy lentos movimientos espaciales; todo contribuye a su excelencia, sin duda; pero también al sueño. Es un película que debes ver, sin falta, pero cuando estés bien despierto.

3. La tumba de las luciérnagas (1988)

“火垂るの墓”(Hotaru no Haka) es una hermosa, triste y emotiva película basada en la novela homónima de Akiyuki Nosaka que relata parte de sus vivencias de niño. Para la crítica estadounidense ésta es “Una película obligatoria para todo aquel que duda de que el cine de animación pueda contar historias serias y profundas. Una maravillosa historia que te romperá el corazón”. Sin duda es un film completamente disfrutable, desde lo artístico, lo emotivo y lo cinematográfico, pero no es recomendable verla muy cansado o muy tarde en la noche;  de forma tal que puedas hacerle honor a todo el amor y esfuerzo que el Studio Ghibli puso en ella.

4. Danza con lobos (1990)

Una de las películas más exitosas del cine norteamericano, con 7 oscars en su haber, es un pasaje de ida al mundo de los sueños en caso que te encuentre cansado. Para todos aquellos que se durmieron antes de saber de qué trata, pues aborda la historia del teniente John J. Dunbar, durante la Guerra de Secesión estadounidense. Él es enviado a un puesto en la frontera del territorio indio y al trabar amistad con un lobo y un líder sioux; descubre que la enemistad entre ambos bandos no debería existir. Es un super clásico del cine que vale la pena ser visto incluso más de una vez, lo importantes es que cuando lo hagas, hayas dormido bien la noche anterior.

5. Náufrago (2000)

Cuando una película tiene un solo actor y sólo sonido ambiente durante más del 80% de su duración, sabemos que se trata de un desafío interesante; pero que es necesario verla con un muy buen descanso previo. Este film protagonizado por Tom Hanks  describe la supervivencia de un empleado de FedEx, en una isla del océano Pacífico a lo largo de varios años. Vale la pena tanto por su despliegue cinematográfico, como por las actuaciones, la trama y el excelente trabajo de sonido; pero es justamente la suma de todo eso lo que puede llegar a causar sueño. Recomiendo una buena siesta antes de ver esta historia de vida que merece su tiempo.


Si te gusta este artículo, te recomendamos: “10 películas destacadas del cine independiente.”

SPONSOR

6. Solaris (2002)

Esta nueva versión de la novela del polaco Stanisław Lem (1961) puede causarle un buen dormir a más de algún espectador desprevenido que esperaba encontrarse con un film más dinámico. Su bella fotografía acompaña la excelente historia que aborda  profundos conceptos psicológicos, sociales, biológicos, tecnológicos y casi futuristas; pero ésta se desarrolla a un ritmo artístico y emocional. Buscando despertar más sensaciones que personas semidormidas, si uno quiere tener una opinión al final de sus 99 minutos de duración, es importante abordar esta película estando bien despierto.

7. Primavera, verano, otoño, invierno y otra vez primavera (2003)

“봄 여름 가을 겨울 그리고 봄” es una hermosa y galardonada película coreana de  Kim Ki-duk (김기덕) que narra la historia de un monje budista y su aprendiz, quienes viven en un monasterio que flota en un lago. La película está dividida en cinco partes, representadas por diferentes estaciones del año. Cada estación refleja una etapa en la vida del aprendiz. Su ritmo lento y su preciosa fotografía acompañan las emociones de los actores, de la audiencia y el profundo mensaje del film. Es una verdadera obra de arte, pero si tienes sueño, sus exquisitos sonidos ambiente sin duda te acompañarán en un plácido sueño.

8. Aragami (2003)

Este film dirigido por Ryuhei Kitamura es una muy interesante obra del séptimo arte que no sólo merece ser vista, sino que también merece que puedas mantenerte despierto. La trama no es necesariamente lenta, pues se trata de una batalla  a muerte entre un samurái y un demonio de la guerra; pero sus largos planos fijos y sus pocos momentos musicales, son hermosos y sin duda dan sueño.  Si puedes encontrarte con esta excelente pieza cinematográfica, no dejes de verla, y por favor no lo hagas muy tarde en la noche después de comer mucho; porque te odiarás por no poder mantenerte despierto.

9. Matrix Reloaded (2003)

Esta secuela de la popular y entretenida “The Matrix”, para muchos no estuvo a la altura de la primera. En su defensa podemos decir que con un gran despliegue de efectos, arte y actores, este film aborda los conceptos más complejos de la saga. Es interesante, tiene mucha acción  pero por sobre todo, causa más sueño que la anterior. Quizás sea por las largas e intrincadas líneas de sus personajes – especialmente el “Arquitecto” – o por cierta monocromía en varias escenas; o simplemente porque dura 138 minutos; pero recomiendo firmemente no decidirse a verla si no descansaste bien con anterioridad. Vale la pena dedicarle tiempo, especialmente si quieres completar la saga Matrix y comprender muchos conceptos de la historia.

10. Todos tenemos un plan (2012)

Esta película argentina tiene mucho para dar. Con sólo unos minutos sabrás apreciar su excelente fotografía, su buena dirección y sus sentidas actuaciones; siempre que no estés lo suficientemente cansado. Como es habitual en el cine argentino, las escenas incluyen hermosos pero largos planos fijos, poco diálogo y mucho sonido ambiente sin música. Es un deleite ver una faceta menos hollywoodense de Viggo Mortensen y disfrutar de los paisajes del Delta del Paraná; pero hay que estar preparado para su ritmo pausado y sus diálogos precisos, aunque poco abundantes. Es un film altamente recomendado para quienes aún no lo han visto, pero es mejor no abordarlo con sueño.


Y tu ¿viendo qué buena película te quedaste dormido?

¡No dudes en comentar y compartir el artículo con tus amigos!

¡Hasta la próxima!

SPONSOR

¿Te ha gustado el articulo?