SPONSOR

SPONSOR

Son varias las películas de grandes producciones que conocemos hoy en día y en sus inicios surgieron de cortometrajes (Mamá, Saw, Frankenweenie, Número 9, 12 monos, etc.). Algo no muy común pero que de vez en cuando ha llegado a suceder debido a que en numerosos festivales se presentan cortometrajes que son verdaderas obras maestras. Pero que un proyecto hecho por universitarios para la un trabajo de clase o directamente por pura diversión llegue a derivar en un largometraje de alto presupuesto es algo mucho más difícil.

Los dos casos en los que se basa el artículo son muy diferentes debido a que en uno los autores consiguieron dedicarse a lo que querían y en el otro el éxito que obtuvieron fue mucho menor. Estas son las dos películas que surgieron de cortometrajes universitarios:

 

Ladrón que roba a ladrón (Bottle Rocket) (1996)

El cortometraje del que deriva, el cual tiene el mismo nombre: Bottle Rocket (1996) va sobre tres jóvenes que deciden cometer atracos para llamar la atención de un jefe mafioso pensando que debe haber riesgo en la vida para que sea real.

Puede que muchas personas, sobre todo si son amantes del cine de Wes, saben que la primera película de Wes Anderson surgió de este cortometraje, que realizó junto a Owen Wilson y su hermano Luke, pero el éxito que obtendrá Wes Anderson es gracias al padre de Owen y Luke, Robert Andrew Wilson, quien consiguió que se fijaran en ellos gracias a que contactó con un amigo de la industria para que se lo pudiesen producir como largometraje. El resultado fue un golpe de suerte: Los jóvenes que se conocieron en la Universidad de Texas y el hermano de uno de ellos llegan a convertirse en personas reconocidas en el mundo del séptimo arte; un actor que su primera actuación fue en un corto en el que no actuó un profesional por falta de presupuesto (Owen Wilson), otro actor que empezó de la misma manera (Luke Wilson) y un director con un cine propio y diferente que gusta mucho en la actualidad que solo se limitó a dirigir un guión hecho por él y su amigo de una manera muy sencilla (Wes Anderson).

SPONSOR

Aquí el cortometraje de Owen y Wes

Corazones y almas (Heart and Souls) (1993)

Aunque no sea tan conocida hoy en día, esta película protagonizada por Robert Downey Jr. es una comedia para todos los públicos que tuvo gustó mucho cuando la estrenaron debido a la situación tan divertida que suponía el argumento de la película y la manera en que se lleva, acompañada de música de The Four Seasons; pero la idea no nació en Hollywood, sino que procede de dos estudiantes de Cinematografía de la Universidad de Loyola Marymount en Los Ángeles, los hermanos Gregory y Erik Hansen. A mediados de los ochenta los hermanos hicieron un trabajo para clase que fue un cortometraje en 16mm llamado Seven Souls. En el corto cuentan la historia de un hombre de 45 años que ha pasado toda su vida junto a las almas de seis hombres que murieron la misma noche en que nació. Nancy Roberts, una agente de guiones, se interesó por el relato y les motivó a convertirlo en un guion de largometraje; los hermanos Hansen presentaron el guion a la Universal cuatro años después. En un principio ellos iban a ser directores y productores de Hearts and Souls, (nombre que le dieron a la película) pero la Universal aumentó la inversión del proyecto y contrataron a otro director y dos nuevos guionistas. Finalmente los Hansen aparecían como guionistas junto a Bent Maddock y S.S. Wilson y a su vez los pusieron de co-productores, pero fue una estrategia de la Universal para evitar abusos de poder y que los créditos de la historia quedasen sujetos a discusión, el título de co-productores era meramente honorífico y no los situaba en el puesto que merecían. De hecho, hubo aspectos de la película que fueron cambiados drásticamente por el nuevo equipo para que se adaptase a un estilo de película en concreto (en este caso una comedia holliwoodiense de los noventa); entre ellos que los espíritus pasasen a ser cuatro. Se podría decir que los Hansen trabajaron duro para crear un primer borrador únicamente; además el Gremio de Escritores, al ser el relato original un cortometraje, la WGA dio directamente el crédito de Historia audiovisual de a ellos junto los otros dos guionistas y no apareció en ningún lugar Historia de ni Una idea original de. Todo esto se debe a que Nancy Roberts hizo de agente a la vez que de productora y a un director y dos guionistas que eran clientes suyos con experiencia para no arriesgar.

En conclusión se podría decir que unas veces se gana y otras no tanto; Wes Anderson y Owen Wilson hicieron un cortometraje que les llevó a ser personas importantes en el mundo del séptimo arte, en cambio Gregory y Erik Hansen no volvieron a tener una oportunidad igual y hoy en día ninguno de los dos trabaja para la gran pantalla.

Fuentes:

Mark Browning ABC-CLIO (2011). “Wes Anderson: Why His Movies Matter”

Estrategias de guion cinematográfico – El proceso de creación de una historia. Antonio Sánchez- Escalonilla (2009)

SPONSOR

¿Te ha gustado el articulo?