Los nuevos clásicos pueden surgir en cualquier momento, sólo el tiempo puede definirlo. No por ello aquellas películas que marcaron generaciones se pierden con el tiempo. La lista simplemente se acrecienta… ¡y por suerte es así! Eso quiere decir que el talento en el cine sigue brillando.

A continuación mostraremos el Vol.2 de las películas que quizás acabarán convirtiéndose en nuevos clásicos. Películas que, en 50 años o más, tal vez serán recordadas como verdaderas obras maestras. ¡Mira!


¿Quién quiere ser millonario? (2008) – (Danny Boyle, Loveleen Tandan)

Historia de cómo un humilde joven llamado Jamal Malik se convierte en el finalista del programa de televisión llamado “¿Quién quiere ser millonario?”. Una prueba de fuego llevada a cabo por Jamal, no por el dinero, sino para encontrar al amor de su vida: Latika.

Bastardos sin Gloria (2009) – (Quentin Tarantino)

A principios de la “era” nazi en Francia, Shosanna Dreyfus logra escapar de Hans Landa quien ejecuta a toda su familia. Ella consigue ir a Paris, donde cambia de identidad y hereda un pequeño cine. En algún lugar de Europa, Aldo Raine organiza un escuadrón de soldados estadounidenses para llevar a cabo una misión muy especial: matar a Hitler.

Conocidos como los “Bastados”, el grupo de Raine se une a la actriz alemana (y agente secreta) Bridget Von Hammersmark para llevar adelante su misión. El plan junta a todos en el mismo cine, donde Shosanna trama un plan de venganza.

El origen (2010) – (Christopher Nolan)

Don Cobb, especialista en invadir mentes, con ello roba secretos del subconsciente de las personas durante el sueño. Las habilidades de Cobb hacen que sea buscado por todos en el mundo del espionaje y acabe convirtiéndose en un fugitivo. Para liberarse, Cobb tendrá que implantar pensamientos en la mente de un gran magnate y evitar así una crisis económica entre multinacionales. Todo se complicará cuando la mente que debe manipular comience a defenderse y él pierda el control de sus propios recuerdos.

Cisne Negro (2010) – (Darren Aronofsky)

Nina es una bailarina veterana que se encuentra atrapada en una competencia profesional con su rival Lilly. Nina, en la tensión de la lucha por alcanzar la perfección, se pierde en sus propias fantasías y la presión la hace llegar hasta el borde del abismo.

Django desencadenado (2012) – (Quentin Tarantino)

Django es un esclavo negro liberado que, bajo la tutela de un cazador de recompensas alemán, se convierte en un voraz mercenario cuyo único deseo es encontrar y liberar a su esposa. Monsieur Calvin Candie, es el encantador y malvado propietario de Candyland, casa donde las esclavas se negocian como objetos sexuales y donde se encuentra la esposa de Django.


Si te gusta este artículo, mira: “Top Ten de los mejores directores. Martin Scorsese”


El sonido alrededor (2012) – (Kleber Mendonca Filho)

El día a día de una calle en la zona sur de Recife, toma un rumbo inesperado al llegar una milicia que ofrece paz y seguridad privada. El ejército, trae tranquilidad para unos y temor para otros, en una comunidad que parecer tener mucho miedo. Mientras tanto Bia, esposa y madre, necesita conseguir una manera de lidiar con los constantes ladridos del perro de su vecino.

SPONSOR

Interstellar (2014) – (Christopher Nolan)

Enfocada en un mundo apocalíptico donde, si la humanidad no lo abandona terminará extinguiéndose. Copper y un grupo de “Astronautas” toman rumbo a un agujero de gusano (portal que, en teoría, une dos puntos lejanos del universo) que los llevará hasta un grupo de planetas potencialmente habitables. Lo que no se esperaban es hasta dónde podrían llegar en ese viaje.

Gone Girl (2014) – (David Fincher)

Rosamund Pike desaparece el día de su aniversario de boda, dejando a su esposo Nick muy confundido. Nick comienza a actuar violentamente, a mentir, y se convierte en el principal sospechoso para la policía. Con la ayuda de su hermana Margo, Nick intentará probar que es inocente y descubrir que sucedió con su esposa.

Relatos salvajes (2014) – (Damian Szifron)

Comedia de humor negro que presenta seis historias de injusticia, impotencia y furia. Gracias a una realidad cruel e impredecible, los personajes se tambalean en una línea tenue que separa lo civilizado de lo barbárico. Una traición amorosa, el regreso del pasado, una tragedia o incluso un pequeño detalle es capaz de empujar a los personajes al innegable placer de perder el control.

Las confesiones del señor Schmidt (2002) – (Alexander Payne)

Película sobre personajes con vidas comunes en situaciones comunes, que nos muestra de manera muy depresiva, la búsqueda de Schmidt por el famoso “sentido de la vida”. Schmidt se está jubilando. Vive en un barrio de clase media, en una de las ciudades pequeñas y anónimas del interior de los Estados Unidos. Su vida es monótona al extremo. Él considera a sus amigos desinteresados, incluso amándolos. Es, sobre todo, una historia de aburrimiento, rutina y depresión.

Anticristo (2009) – (Lars von Trier)

Una pareja en luto se aísla en el ‘Edén’: una aislada cabaña en el bosque, donde esperan recuperarse de una pérdida y del matrimonio en crisis. Pero, la naturaleza tomará el control y las cosas irán de mal en peor…

Fuente: Canto dos Clássicos (original en portugués)


Y para ti ¿qué película se convertirá en un clásico?

No olvides dejar tu comentario. ¡Gracias por seguirnos!

25 Películas que podrían convertirse en nuevos clásicos – Vol.1

SPONSOR

¿Te ha gustado el articulo?