SPONSOR

Jonathan Nolan es el creador de una historia publicada en Esquire titulada “Memento Mori”, pero su hermano Christopher, finalmente llevó el concepto de esta historia a la pantalla bajo el título de “Memento”, la cual fue lanzada en el 2001, recibió dos nominaciones al Oscar (por guión y edición) y se hizo famosa gracias a su audaz narrativa en retroceso.

A pesar de los crecientes logros y éxitos de estos hermanos, “Memento” sigue representando un hito en sus carreras, por las siguientes 6 razones y más.

1. Su narrativa en retroceso captura el estado mental fracturado de su protagonista

Aunque podrías pensar que la cronología en reverso de Memento puede mantener a los cinéfilos emocionalmente distanciados al tener que ver cada escena sin saber que ocurre antes, por el contrario, esto podría acercarte a Leonard al hacerte sentir la misma paranoia frenética y el desconcierto que él experimenta.

2. Es una historia policíaca con una dimensión moral

En la primera escena de Memento vemos a Leonard disparándole a Teddy (Joe Pantoliano), el policía quien él cree que ha violado y asesinado a su esposa (Jorja Fox). De esta forma, “Memento” se convierte no en una búsqueda de venganza, sino en una búsqueda de conocimiento para saber si Leonard mató al hombre indicado. En lo moral, decidir si Teddy es culpable o no da un giro a lo que podría haber sido una línea argumental de venganza transformándola en un filme que plantea no solo si el destino de Teddy fue justo, sino si la venganza es en sí justa.

3. Es un thriller atractivo para todas las audiencias

SPONSOR

Aunque Memento es una obra más pesimista que otros éxitos de taquilla como The Dark Knight Rises, también atrae a la audiencia a su manera porque, a pesar de su modesto presupuesto, engloba una serie de elementos atractivos: presenta una seductora y multifacética femme fatal (Natalie, interpretada por Carrie-Anne Moss), una misión romántica, y un giro inesperado que te hará volar la cabeza.

4. El uso de pistas visuales de Nolan enriquece la narrativa

Nolan siempre ha tenido la tendencia de introducir en sus películas objetos significativos (como el martillo de “Following” y el trompo “tótem” de “Inception”). En Memento, se presentan una serie de pistas: los tatuajes de palabras que Leonard usa como su guía. El más memorable de todos está plasmado en su pecho y dice: “JOHN G. VIOLÓ Y ASESINO A MI ESPOSA”. Es un recordatorio permanente de su búsqueda de venganza, pero también refleja ligeramente su falibilidad.

5. La actuación de Guy Pearce agrega humanidad a la esotérica historia

Una de las misiones más difíciles de Pearce fue expresar el sentimiento de pena, siendo que la esposa de Leonard era insignificante. En una escena crucial, Pierce logra interpretar a Leonard no solo como un vengador, sino como un viudo aflijido que dice “No me acuerdo de olvidarte” mientras quema las pertenencias de su esposa. En esta escena se evidencia la cara angustiada de Leonard iluminada por el reflejo de las llamas, y nos recuerda el vacío que se esconde detrás de su ira.

6. Deconstruye brillantemente el concepto de venganza

ADVERTENCIA: EL SIGUIENTE SEGMENTO PUEDE CONTENER SPOILERS

¿Es Memento un thriller de venganza? Aparentemente, sí. Pero si lo analizas más profundamente, encontrarás una angustiante, perturbadora pero brillante historia de moral que respalda la frase que dice “ojo por ojo y el mundo acabará ciego”. De hecho parece que la búsqueda de Leonard no se basa solo en su pena, sino en un deseo de satisfacer su dolorosa existencia.

 

SPONSOR

¿Te ha gustado el articulo?