Nacido en Chicago y educado en Gran Bretaña, Michael Mann parece haber absorbido lo mejor de la cultura cinematográfica estadounidense y europea en su obra. Si bien muchos de sus proyectos se han considerado memorables, la opinión general recientemente es que su película policíaca “Heat” podría perfectamente representar su máximo logro. La siguiente lista ofrece algunas respuesta de cómo esta película se consagró.

1. Más acerca de Michael

Su educación cinematográfica comenzó en televisión, donde se sintió atraído por los programas policíacos, ejecutando varios de los mejores trabajos en este género. Este éxito lo impulsó hacia la pantalla grande. Luego de una larga y complicada producción, finalmente llegó “Heat”. Hubo otras películas aclamadas y populares en la misma época, pero la muestra de su estilo masculino, musculoso y extrañamente ornamentado e inquisitivo resalta en todo momento.

2. Una buena idea es difícil de reprimir

El gran proyecto de Mann no sucedió de la manera como él lo visualizaba (no en televisión). Sin embargo, Mann no renunciaría a la idea de que había una mejor manera de expresar su proyecto y tuvo que esperar una década para poseer los derechos ilimitados y levantar su propia película. Esta vez, todo resultaría perfecto con el mejor equipo tanto delante como detrás de la cámara.

3. El encuentro de dos grandes protagonistas

Los dos personajes principales de la versión televisiva original no fueron interpretados por actores de suficiente presencia y poder. Esto fue mejorado a gran escala en “Heat”. Dos de los más aclamados e intensos actores que surgieron en la nueva era de Hollywood fueron Al Pacino y Robert De Niro. Solo un grandioso grupo de actores trabajando con un grandioso guión podría haberlo logrado.

4. Los buenos actores de reparto reflejan la gloria de los protaginistas

SPONSOR

“Heat” posee una mezcla de actores bien conocidos (Val Kilmer, Jon Voight), intérpretes de carácter sólido (Tom Sizemore, Wes Studi, Mykelti Williamson, Amy Brenneman, Tom Noonan, entre otros), novatos (la futura estrella Natalie Portman y Jeremy Piven), y elecciones excéntricas (el rapero Tone Loc y Ashley Judd). Todo funcionó, ya que pocos de los intérpretes señalan el filme como un máximo de sus carreras.

5. El arte de la cinematografía de Dante Spinotti

Con frecuencia la dupla suele ser actor-director, pero en el caso de Mann, eligió un compañero técnico para varias de sus películas. A pesar de que el trabajo de Spinotti en esta película no fue nominado, podría fácilmente posicionarse como una de las mejores horas del cinematógrafo, con o sin su compañero fiel.

6. La sensación del entorno criminal de L.A.

“Heat” muestra un mundo ambiguo en donde las fuerzas de la ley no pueden operar sin el mutuo acuerdo moral, y el mundo criminal funciona con su propio código peculiar de honor. Esta versión del mundo existe convincentemente en la película y en la mente de la audiencia. El espacio cinematográfico que se aprecia tiene pulso, textura y fuerza propia. Este es el tipo de cosas que una gran película logra y que un gran cineasta puede evocar.

7. Y sí, el soundtrack

El soundtrack presenta éxitos previamente consagrados de importantes artistas de pop/rock (incluyendo U2, Brian Eno, Moby y Joy Division) y composiciones originales del músico Elliot Goldenthal, quien compuso 27 inolvidables minutos de la música de la película. El resultado final fue lanzado como un álbum descrito como “atmosférico” y “electrizante”. Fue un éxito por sí solo, pero mucho más en combinación con la película como un todo.

 

 

SPONSOR

¿Te ha gustado el articulo?