¿En qué nos convertimos luego de una pérdida? ¿Cómo vemos la vida? ¿Cómo vemos la muerte? El universo parece reducirse a un recuerdo capaz de destruirlo todo. En la mesa familiar una silla vacía no es simplemente un objeto para sentarse, es la simbolización de la ausencia, alguien ocupaba ese espacio antes y ya no está. ¿Cómo reaccionamos a eso? ¿De qué seríamos capaces para evitar lo sucedido? Todo esto y más en The discovery, la última película original de Netflix.

SPONSOR

Un esposo dominado por la culpa, un hijo sometido a los recuerdos y una mujer atormentada por la muerte de su hijo convergen en un mundo donde día a día los suicidios aumentan a causa de un gran descubrimiento científico: hay vida después de la muerte.

En ese contexto, Will (Jason Segel) conoce a Isla (Rooney Mara) e intenta salvarla sin saber conscientemente por qué. Su padre es el famoso y polémico doctor Thomas Harbor (Robert Redford) con quien había trabajado, y termina trabajando, para conocer qué sucede después de morir. Will había perdido la vida por un minuto luego de un accidente y había experimentado una visión que será la causa de todas sus inquietudes, luchas e investigaciones.

Lo que algunos sitios reducen a una historia de amor y ciencia ficción es más que eso, invita a reflexionar acerca de muchas cuestiones de la existencia: alma, religión, ciencia, fé, vida, muerte, amor, desamor, remordimiento.

El ambiente a lo largo de la película es frío y gris (una paleta de colores bien planeada para la historia), sólo cambia cuando la vida cambia y deja entrever algo paradójico: la muerte impulsa a la vida. El guión está tan bien hecho que en cuanto creías entender a qué querían llegar Justin Lader y Charlie McDowell, hay un giro y otro y otro giro, tantos que logran sorprenderte y cedés a dejarte conducir por la trama. Un espectador atento podrá ver los indicios que uno descuidado notará al final.

SPONSOR

En cuanto a los diálogos, se transforman en memorables cuando con una frase simple logran explicar algo complejo, como un sentimiento por ejemplo. Isla, al responder sobre el aspecto más difícil de perder a alguien dice: “Después de que él (falleció)… los objetos familiares se volvieron distorsionados y desconocidos. Empecé a odiar mi ventilador de techo, mi tazón de cereal, mi tetera”. Todo se vuelve recuerdo, desesperación y dolor.

Cabe destacar las actuaciones. Mara transforma en oro lo que toca, siempre, así que ahondar en ella no tiene sentido; el que impacta es Segel, acostumbrados a verlo en comedias, aquí da vida a un personaje triste sacudido por varias desgracias personales. Redford y Jesse Plemons (Fargo, Breaking bad) completan el elenco, ambos también dos grandes actores que acompañan y dan fuerza al relato, de lo contrario ¿cómo simpatizar con una persona responsable de más de un millón de muertes?


Quizás te interese: 6 películas de Netflix que merecen una oportunidad. ¿Serán excepcionales?


La película fue estrenada en el Festival de Cine de Sundance el 20 de enero de este año, y se lanzó comercialmente vía estreaming el pasado 31 de marzo por el gran amigo Netflix, que adquirió sus derechos globales de distribución. Si sos uno de los afortunados suscripto a la página, está más que recomendada para que la veas.


¿Estás de acuerdo con el artículo? ¿Te gustó este film?

¡No dudes en comentar y compartir el artículo con tus amigos! ¡Hasta la próxima!

SPONSOR

¿Te ha gustado el articulo?