Jon Snow ya no será “Jon Snow”.

Después de que la temporada pasada “Game of Thrones” confirmara que el personaje nació en realidad a Lyanna Stark, el episodio del domingo, titulado “El Dragón y el Lobo”, finalmente dio a conocer el verdadero nombre de Jon (Kit Harington). Para los fans que comenzaron con la serie de libros de George R. R. Martin, se trata de una gran revelacion.

Mientras que la temporada pasada confirmó a Lyanna como la madre de Jon, la identidad de su padre ahora es confirmada como Rhaegar Targaryen, hermano de Daenerys (Emilia Clarke) y heredero del trono del Rey Loco, antes de que la dinastía Targaryen fuera derribada.

SPONSOR

“Aegon” era el nombre de Aegon el Conquistador, el primer gobernante de Targaryen en Westeros, y también el nombre del otro hijo de Rhaegar, quien murió en el Desembarco del Rey (al menos en los libros). Esto también significa que Rhaegar puede haber nombrado a dos de sus hijos Aegon, por alguna razón.

En cualquier caso, la verdad sobre la herencia de Jon es probable que sea algo que cambie las reglas del  juego, especialmente porque sus padres estaban casados. Si bien es cierto que ser un extraño bastardo ha sido parte integral de la identidad de Jon a lo largo de su vida, ahora sabemos que él es el hijo legítimo de Lyanna y Rhaegar.

Aunque pasaron por alto el estatus de Jon como un bastardo Stark cuando lo nombraron su rey, descubrir que él es Aegon Targaryen podría causar algunos problemas. Después de todo, el Norte luchó contra los Targaryens con Robert y Ned. Además, su relación con Dany (Emilia Clarke) también puede resultar torpe, ya que a pesar de sus supuestas edades similares, ella es la tía de Jon (aunque los Targaryens celebraron estrechas relaciones durante siglos).

Jon es técnicamente el soberano legítimo de los Siete Reinos, como el verdadero hijo nacido de Rhaegar Targaryen, quien fue el siguiente en línea con el Trono de Hierro bajo la dinastía Targaryen. Y ahora con los ocupantes vivientes de Westeros preparándose para enfrentar la lucha de sus vidas, o mejor dicho, la lucha por sus vidas, esperamos que mantengan su ojo en la pelota, uniendo fuerzas, destruyendo a los Caminantes Blancos, salvando el continente y viviendo felices para siempre. Pero, ya saben, probablemente no lo hagan.

SPONSOR

¿Te ha gustado el articulo?