Si cada año ves los Óscars y te preguntas qué tienen en común las películas nominadas, o si te gustaría comentar de cine con tus amigos; puede ser difícil si no se sabe en qué cosas fijarse a la hora de analizar una película.

Una película es el resultado de un conjunto de trabajos, ideas y personas que coordinadamente pueden llegar a generar un material que guste al público y la crítica. Pero para lograr esto, es necesario que se combinen varios elementos y que logren ser llevados a la pantalla de forma correcta.

Emma Stone grabando en “La La Land

Para conocer cuáles son estos elementos y cómo reconocerlos, te invito a leer esta sencilla guía que te ayudará a ver las películas con otros ojos.

ATENCIÓN: Antes de comenzar, quisiera aclarar que me referiré a la calidad de las películas en general, (en su mayoría dramáticas o de suspenso) de la forma más objetiva posible. En gustos no hay nada escrito y cada uno puede tener su propio criterio.

En ese sentido, cabe decir, que muchas de las cintas de acción, comedia o terror (por nombrar otros géneros) son creadas para cumplir una función particular:entretener, hacer reír o asustar. Puede que deban ser evaluadas de acuerdo a si logran ese objetivo, más que a si cumplen con esta guía.

Dicho esto, comencemos…

Una escena = Una función

En la mayoría de las películas, siempre se graba más material del que finalmente termina mostrándose al público.

Ésto se debe principalmente al trabajo del editor, quién decide donde cortar las escenas y qué partes de la filmación dejar afuera. Pero ¿por qué quitar una pieza en la que se invirtió tiempo y dinero?

Editor en su labor post-producción

Muchas veces se debe a querer reducir la duración de la película o a que no se seguía bien la linea argumental. Pero en general, muchas escenas son borradas porque no aportan significativamente al desarrollo de la trama.

En una cinta bien hecha, todas las escenas cumplen una tarea, ya sea de avanzar en la historia, de contextualizar un entorno o de desarrollar a los personajes para que sepamos sus motivaciones y personalidades. Nada de lo que se ve sobra.

Guión orgánico

Al igual que las frutas, un guión orgánico es el que se desarrolla de forma natural, sin que el espectador se dé cuenta de la mano del guionista detrás de lo que dicen los personajes.

Muchas cintas fallan al presentar diálogos fuera de lugar, con cosas que pasan porque sí, sin mayor explicación (los famosos “hoyos argumentales”), o que presentan giros forzados que terminan siendo poco creíbles.

El guión de “Seven” tiene uno de los mejores giros de la historia del cine.

Cuando el libreto de una película está escrito de forma correcta, conocemos bien a los protagonistas, entendemos porqué actúan como lo hacen y nos afecta cuando la trama nos revela algo inesperado. En el fondo, la historia sabe lo que es y fluye a su propio ritmo.

Actuaciones convincentes

Si bien la mayoría de los actores y actrices que llegan a aparecer en algún largometraje, tienen una base de estudios y técnicas que les permiten trabajar frente a cámara y memorizar diálogos; ésto no siempre es suficiente para poder quedar conformes con su interpretación.

SPONSOR

Para que un actor destaque, es necesario que se transforme completamente en lo que representa. Debe entender la esencia de su papel, llegando incluso a improvisar (un ejemplo clásico es el de Marlon Brando, en la escena inicial de “The Godfather y muchas otras).

Escena improvisada por Matt Damon en “Saving Private Ryan

Las actuaciones que quedan en nuestra memoria son aquellas en las que nos vemos inmersos, al punto de no poder ver a la persona real detrás del personaje. Son actuaciones que nos conmueven, nos alegran, nos hacen enojar, en fin, las que nos generan emociones de las que no podemos escapar.

Dirección llamativa

En varios casos, grandes directores han sido capaces de llevar relatos simples e incluso repetidos, a niveles inesperados con sólo el poder de su cámara, demostrando que se puede explotar el potencial del cine si se tiene la visión correcta.

Las cámaras son los ojos a través de los cuales la película llega a nosotros. El director es el cerebro detrás de esa mirada. Su visión tiene que ser capaz de sorprendernos, de ir más allá que solo entregarnos la historia.

Quentin Tarantino maneja de forma precisa la tensión en esta escena de “Inglorious Bastards

Si bien existen varios tipos de planos, métodos y secuencias que son compartidas por la mayoría de directores, la combinación de éstas y el uso que se le entrega en cada toma es lo que puede convertir una cinta en una obra de arte y va creando el sello de cada profesional.


Si te gusta este artículo, te recomendamos: 10 películas destacadas del cine independiente


Innovación

Quizás la señal más difícil de encontrar, pero que más influye en la opinión de los espectadores, es la capacidad de una película de entregar algo nunca antes visto.

En tiempos donde la globalización y el acceso a contenido audiovisual nos hacen capaces de llegar a material de todos los tiempos y de todo el mundo. Es cada vez más desafiante para los cineastas filmar contenido que rompa esquemas a gran escala.

En “Interstellar“, Christopher Nolan llevó los viajes espaciales al siguiente nivel.

Si uno vuelve a los clásicos del cine (en especial a películas de la década de los 60′ hacia atrás) podría cometer el error de no encontrarlas tan espectaculares, en comparación a la cantidad de excelentes cintas que han habido en el último tiempo.

Sin embargo, si se contextualiza el tiempo en el que se filmaron y el tipo de cine que se hacía en ese entonces, es fácil notar el por qué del éxito de cintas como “Casablanca”“Citizen Kane” o “Psycho” y su vigencia en el tiempo: se debe justamente a que lograron innovar de una u otra forma.

Orson Welles fue de los primeros en utilizar el recurso del “flashback” en  su cinta “Citizen Kane

Es ese mismo reto es el que acompaña a los cineastas actuales: proporcionarnos algo nuevo, que nos tome por sorpresa y nos demuestre una vez más que el cine tiene posibilidades infinitas.

Espero que estas señales puedan servirles para ver más allá de la pantalla y poder apreciar mejor la calidad de una buena película.

¿Estás de acuerdo con la guía?

¿Cuál es la mejor película que has visto?

Si tienes las respuestas a estas dudas o simplemente te gustó el artículo…

¡No dudes en comentar!

SPONSOR

¿Te ha gustado el articulo?