Hay comedias tan planas y desalentadoras que se siente un alivio volver a la realidad después de dos horas. Por eso, a continuación te presentamos las peores 15 películas de comedia del siglo 21.

SPONSOR

15. Paul Blart: Mall Cop 2

Paul Blart: Mall Cop fue una mala comedia sobre un gordo  torpe que frustró un asedio en el centro comercial donde trabajaba, y Paul Blart: Mall Cop 2 es una pésima comedia sobre un gordo más torpe que evita un robo de arte en Las Vegas, donde está de vacaciones. En el estilo de la verdadera secuela, hay más de todo lo que la primera tenía, villanos más genéricos y otra escena “hilarante” en la que Kevin James se topa con una puerta de cristal.

14. Bewitched

Will Ferrell interpreta su papel cómico, pero incluso ni él puede hacer mucho para salvar una película. Michael Caine aparece como el padre de Kidman y Shirley MacLaine interpreta a una actriz bastante particular, pero nada del otro mundo, nadie tiene la oportunidad de robarse el show. Incluso para una película del escritor de Sleepless in Seattle, esto es ligero y olvidable.

13. Scary Movie 2

Acreditada a siete escritores, Scary Movie 2 comienza con una posible parodia de The Exorcist, pero la película no se detiene allí, y en el transcurso de 82 minutos hay referencias a Hannibal, The Haunting, What Lies Beneath y Hollow Man, las cuales no logran ser ni entretenidas ni divertidas.

12. Ride Along 2

Ride Along 2 muestra sus conflictos básicos en los primeros diez minutos. En esta cinta, Cube y Hart se han trasladado a Miami, lo que convierte este filme en su Police Academy 5: Assignment Miami Beach. El humor está en un nivel muy bajo, y la mayoría de las bromas son tan sofisticados como las colocaciones de productos para Red Bull.

11. Zoolander 2

En lugar de ideas divertidas y sátira, Zoolander 2 es un largo recorrido a través de una sucesión de chistes pueriles con una tonelada de cameos gratuitos de los gustos de Katy Perry y Susan Boyle. (En una nota lateral, ¿qué pasa con las películas modernas y los cameos gratuitos? Al menos los créditos iniciales de Deadpool nos dieron una advertencia justa).

10. Freddy Got Fingered

Cuando The Tom Green Show se convirtió en un éxito para MTV, Twentieth Century Fox le dio a su audaz y voraz anfitrión 12 millones de dólares para que hiciera su propia película, en la que Green se dedicó a escenificar secuencias con abuso animal, un bebé siendo balanceado por su cordón umbilical y una mujer minusválida que vive para dar sexo oral.

No hay estructura, ni historia, ni chistes, ni sátira, sólo una sucesión de chistes asquerosos organizados como si fueran para un programa de televisión, con un grupo de personas ocasionalmente visibles.

9. Surviving Christmas

Fue una de esas comedias festivas que parecían ser una buena idea, en algún momento. Affleck es un hombre de negocios que de repente decide que quiere una familia agradable Navidad, por lo que le ofrece a algunos extraños 250.000 dólares para que pasen las vacaciones con él.

8. The Hottie And The Nottie

The Hottie And The Nottie no existe por otra razón más que para mantener a Paris Hilton en el ojo público, y al igual que su estrella, tiene una aversión a la profundidad y el sentimiento humano. Con tanta inversión por todos lados, debieron haber invertido también en una segunda expresión facial.

SPONSOR

7. Movie 43

Movie 43 cuenta con demasiados nominados al Oscar para contar, y entrega las riendas a directores como James Gunn (Guardians Of The Galaxy), Elizabeth Banks (Pitch Perfect 2) y Peter Farrelly (There’s Something About Mary), pero los resultados son tan vergonzosos que la película parece más una galería de tiro que una comedia.

6. Jack And Jill

Ninguna película que incluya a Adam Sandler en un papel doble, interpretando a un ejecutivo de publicidad, así como a su descarada hermana, podría ser tan mala, pero Jack And Jill va aún más lejos. ¿Cómo convence Sandler a tantos ganadores del Oscar para hacer el ridículo?

5. Dirty Grandpa

El crítico Richard Roeper escribió “Si Dirty Grandpa no es la peor película de 2016“, tengo algunas serias torturas cinematográficas en mi futuro”. Roeper finalmente pudo estar tranquilo porque este filme se llevó el puesto de honor ese año. La cinta toca el humor falocéntrico, no hay mucho más que decir. Lo más gracioso de la película es la actuación de Jason Mantzoukas.

4. Bucky Larson: Born To Be A Star

Con Nick Swardson en un papel hecho a medida para Adam Sandler (quien co-escribió y produjo la película), Bucky Larson podría ser la farsa cinematográfica más pegajosa desde Showgirls, sólo sin las risas. Estrenada durante el mismo fin de semana que marcó el décimo aniversario de los ataques del 11 de septiembre, Bucky Larson abrió en el puesto # 15 e hizo apenas 2,5 millones de dólares durante su breve estadía.

3. A Haunted House 2

No hay mucho que decir, esta secuela es tan terrible que volverás a Paranormal Activity 4 (o quizás The Ghost Dimension) para aliviar algo. Esta vez, la película también se burla de The Conjuring  y Sinister.

2. Scary Movie 5

¿Cuál es una señal segura de que una película va a fracasar? Cuando comienza con una parodia de Paranormal Activity protagonizada por Charlie Sheen y Lindsay Lohan intentando filmar una cinta sexual donde se vuelven gimnastas, aparecen payasos, y finalmente Lohan es poseída.

Scary Movie 5 de alguna manera se las arregla para empeorar aún más, tratando de burlarse de The Evil Dead (que no había sido lanzada cuando esta película estaba en producción) con Snoop Dogg. No son parodias muy divertidas, así que presumiblemente el chiste es ver a qué se pueden reducir las celebridades.

1. Disaster Movie

Jason Friedberg y Aaron Seltzer son el dúo responsable de algunas de las películas más desechables y nada entretenidas de los años 2000: Date Movie, Meet The Spartans, Epic Movie… y desde luego, Disater Movie. Descrita por un crítico como “una plaga en nuestro paisaje cinematográfico, un peligro para nuestra cultura, un desastre natural de tamaño de un tifón disfrazado de un equipo de cine”.

Está claro que Friedberg y Seltzer en realidad no satirizan nada, pero ¿Qué hace que Disaster Movie sea tan indignante? Pues que es básicamente más de lo mismo, Friedberg y Seltzer demuestran que incluso con una serie de películas detrás de esta, todavía no han aprendido la diferencia entre sátira y mimetismo.

 

Versión en español de http://www.tasteofcinema.com/2017/the-15-worst-comedy-movies-of-the-21st-century/

SPONSOR

¿Te ha gustado el articulo?