Hay películas que no son lo suficientemente divertidas, ni lo suficientemente dramáticas, ni lo suficientemente sexis, ni lo suficientemente malas para encajar en alguna categoría de entretenimiento. Existe una diferencia entre una película verdaderamente mala y una divertidamente mala. Las películas que verás a continuación no son simplemente malas, sino que no tienen la decencia de entretener a la audiencia ni si quiera accidentalmente.

20. Leonard Part 6 (1987)

Grandes cantidades de dinero y talento intervinieron en la creación de esta película, que ciertamente no carece de ideas o escenarios, pero el detalle es que no son ni buenos ni ingeniosos. Existe una fórmula capaz de convertir a las langostas, las ranas y los roedores en asesinos dementes capaces de arrojar carros por el aire, y solo Bill Cosby puede salvar el día con su cohete y su avestruz voladora. Si crees que Wild Wild West es buena, tal vez te guste esta película.

19. The Creeping Terror (1964)

Escrita por el director de una película erótica en 3D, dirigida por un estafador y protagonizada por sus propios inversores, este largometraje tiene suficientes cosas aterradoras incluso antes de que “el monstruo” aparezca en la pantalla. Desde la primera toma se aprecia la mediocridad: malas actuaciones, mala iluminación y mala cinematografía coronadas con metrajes desiguales y una narración rancia. Aunque la historia sea mala, nada justifica el nivel de incompetencia técnica en la que se ve hasta el humo del cigarrillo del camarógrafo.

18. An Alan Smithee Film: Burn Hollywood Burn (1998)

Esta cinta ha sido catalogada como una película espectacularmente mala, incompetente, sin gracia, mal concebida, mal ejecutada, pobremente escrita y pésimamente interpretada. La historia se centra en Trio, una película de acción cuyo director Alan Smithee reniega de su realización y quiere robar los negativos para desaparecerla. Incluso, el director real Arthur Hiller, tomo el pseudónimo de Smithee para que su nombre no se asociara a este fracaso.

17 . Blackenstein (1973)

Luego de Blacula y de Dr Black Mr Hyde, aparece otro título de terror perteneciente a la “Blaxploitation”, solo que esta vez los resultados son mucho menos interesantes. No hay razón para para molestarse con esta pérdida de tiempo, que luce mediocre, está repleta de personajes aburridos y ni si quiera tiene la decencia de ser divertida.

16. The Beast Of Yucca Flats (1961)

El largometraje debut de Coleman Francis fue grabado en MOS (sin sonido) y doblado en la postproducción, pero en lugar de emplear actores de doblaje, Francis narra la película entera con un estilo inexpresivo, y los resultados son desconcertantes. La “trama” gira alrededor de un “renombrado” científico que merodea por un campo de pruebas nucleares.

15. Eegah! (1963)

Teniendo en cuenta que los gigantes deben existir porque “la Biblia lo dice”, un trío de idiotas comienzan a buscarlos en California y de inmediato encuentran a Richard Kiel de 7 pies de alto quien, cubierto con un taparrabo y con una graciosa barba falsa, luce sumamente poco amenazante. Increíblemente, esta película se convirtió en un éxito de autocine recaudando hasta $15,000 en una sola proyección.

14. Ax ‘Em (1992)

Si le das una cámara a un niño de 12 años y le dices que haga una película de terror urbano, esta película sería el resultado. Filmada en una videocámara por $650, esta es una violenta película de un cineasta afroamericano cuyo padre presidió la Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color. Durante la primera media hora, no sucede mucho. Luego aparece un zombi con un machete y el mediocre elenco comienza sobreactuar salvajemente de manera desastrosa.

13. Alone In The Dark (2005)

Esta película dirigida por Uwe Boll se centró más en persecuciones de carros y en monstruos de videojuego que en tener una trama compresible. Intenta ser otra buena película mala pero da tantos traspiés que no logra atraer a la audiencia. En otras palabras, la película nunca tuvo sentido para los gamers, ya que desde el principio fue concebida para fracasar.

12. Catwoman (2004)

Sin ninguna semejanza con Selina Kyle, la famosa villana de Batman, Patience Phillips (Halle Berry) es una diseñadora gráfica atacada de manera prejuiciosa por Sharon Stone y su malévolo plan que involucra una crema para la piel con peligrosos efectos secundarios. Esta película tiene terribles efectos, deprimentes secuencias de acción y una lógica despreciable. Recibió 7 nominaciones a los Razzie, y “ganó” 4.

11. The Horror Of Party Beach (1964)

En esta película, los desechos radiactivos han creado monstruos que atacan a bellas jóvenes y borrachos e invaden las fiestas de pijamas. El ataque de los monstruos marinos con trajes de caucho es frustrado por una sirvienta aparentemente sin educación que atribuye los eventos a la superstición y accidentalmente descubre que pueden combatirse con la sal. Nada que agregar.

SPONSOR

10. Zaat! (1971)

Luego de una larga secuencia en la que el narrador elogia las virtudes del reino submarino, un científico loco se transforma en un monstruo marino para vengarse de los colegas que alguna vez lo ridiculizaron. El monstruo luce más como ALF, usa los pasamanos para subir las escaleras y es filmado de la cintura para arriba para que no se le vean los tennis.

9. Mesa Of Lost Women (1953)

En un lugar del desierto de California, el Dr. Aranya está convirtiendo a la arañas en mujeres hermosas con el propósito de dominar el mundo. La pregunta es ¿cómo pretende lograrlo? Realmente es difícil interesarse por una película cuyo soundtrack es una monótona mezcla de piano y guitarra que te hace chillar los dientes cada vez que la oyes. Adicionalmente, le película tiene una narrativa fracturada, malas actuaciones y voces en off redundantes. No es lo suficiente mala para ser buena.

8. Monster Island (1981)

Cuando Morgan y su secuaz Artelett naufragan en una isla, se encuentran con caníbales, ciempiés gigantes y un peculiar monstruo chicloso. Justo cuando piensas que las cosas no pueden ponerse peor, aparece un colorido “nativo” con su afro que choca la mano y se comunica con gritos. El giro final no parece mejorar las cosas, cuando te enteras de que el naufragio fue ideado por el tío de Morgan quien es el dueño de la isla y que quiere probar la templanza de su sobrino.

7. Myra Breckinridge (1970)

Gracias a un cambio de sexo ejecutado por el Dr. John Carradine, Myron Breckinridge se transforma en Myra Breckinridge, y decide, sin ningún motivo especial, enseñar “Cinema Love Making” a una falsa escuela dramática administrada por su tío. Esta película de Michael Sarne es un broma homoerótica, aunque es difícil saber si el chiste fue a expensas de Gore Vidal (el autor de la novela original), los patrocinadores de Twentieth Century Fox o de la audiencia.

6. Striptease (1996)

Basada en la decente novela de Carl Hiaasen, esta película es una adaptación reducida a las masas protagonizada por Demi Moore, que nadie asociaría a simple vista con el género de comedia. De hecho, nadie tiene la oportunidad de reírse, robarse el show o producir una línea decente. Nada funciona con el guión del director/escritor Andrew Bergman y él parece saberlo, ya que extiende las escenas de baile de manera innecesaria.

5. Birdemic (2010)

Luego de su lanzamiento, esta película llamó la atención de algunos fanáticos por sus hilarantes efectos baratos, las malas actuaciones, y la trama mediocre. Pero la mitad de la película consiste en averiguar si Rod conquistará o no a Natalie, la modelo de Victoria Secret, y cuando lo logra, de repente su pueblo es azotado por unas indeseables aves digitales que el director creó en su laptop en menos de 5 minutos. Es chabacana y de muerte lenta.

4. Disaster Movie (2008)

Si alguna vez tienes que escoger entre ver glaciares por un millón de años o ver una película escrita y dirigida por Jason Friedberg y Aaron Seltzer, te damos un consejo: ver el hielo derretirse está subestimado. Aquí vemos una interminable sucesión de de referencias de películas, programas de televisión y celebridades como 10,000 BC, Gladiators y bromas de Amy Winehouse antes de encontrarnos con Juno, Superbad, Wanted, Hancock, Enchanted y otras parodias mediocres.

3. Howard The Duck (1986)

Esta es la película más insulsa, torpe y deprimente lanzada por un estudio importante en los 80s. La tragedia es que el libro de comics de Steve Gerber sobre un pato cínico y malhumorado de otro mundo es sumamente divertido. En esta producción de Lucasfilm, sin embargo, el pato no resulta ser lo que se esperaba.

2. Oasis Of The Zombies (1982)

Una señal de cuan aburrida es esta película es el hecho de que sus propios productores intentaron avivar su ejecución al interponer secuencias de acción de una película diferente, y fallaron miserablemente. Actores insignificantes escupen tonterías sin sentido acerca de encontrarse a sí mismos en medio de una sucesión de secuencias tan interminable que estarás seguro de que el director Jess Franco simplemente inició la toma y se fue a dar un paseo.

1. Manos: The Hands of Fate (1966)

Desde un montaje al principio en el que los cineastas olvidaron poner la secuencia de créditos, pasando por una cinematografía borrosa y con un diálogo horriblemente doblado por los interpretes sonámbulos, Manos es el máximo monumento a la incompetencia. La claqueta es visible en una de las secuencias, mientras que en una escena nocturna difícilmente se distinguen los personajes. Esta película es candidata a una de las cintas que menos merece ser vista.

 

Versión en español de: http://www.tasteofcinema.com/2015/the-20-worst-movies-ever-made/

SPONSOR

¿Te ha gustado el articulo?