Clasificar los largometrajes del cineasta Wes Anderson no es una tarea fácil. Incluso si nos olvidamos del hecho de que el director nunca ha hecho una película mala en toda su carrera, sus obras  se complementan unas con otras de una manera que se vuelven casi virtualmente inseparables y difíciles de catalogar. Aquí te presentamos un intento de caslificación de sus 8 obras que puede resultar facilmente refutable.

8. Bottle Rocket

“Bottle Rocket” se presenta en un tono relajado que la diferencia del resto de los filmes de Anderson. Si bien la elección de su narrativa instintiva es inequívoca, la peícula no es tan contenida como otras de sus obras, lo cual es su mayor fortaleza y debilidad.

7. The Darjeeling Limited

Probablemente la película más divisoria de Wes Anderson, “The Darjeeling Limited”, pudo haber sido un poco más perfeccionada por el director. La propuesta sin duda es poco entusiasta, forzada e incluso carente de la fuerte y frenética energía comúnmente presente en sus otros trabajos. Anderson se siente un poco fuera de lugar y su incomodidad se percibe fácilmente.

6. The Life Aquatic with Steve Zissou

El filme inccursiona en territorios que pocos cineastas abordan al inicio de sus carreras. Anderson no se apoya mucho en sus fortalezas, y tal vez vuela muy alto, pero aun así se resiste a conformarse con cualquier método estándar de narración y pretende ser percibido como un autónomo tiburón jaguar.

5. Rushmore

“Rushmore” consolida a Anderson como un autor a cargo de un estilo que lo caracterizará. Aún no terminaba de alcanzarlo, pero por la manera en que se desenvuelve a su propio ritmo, es evidente que estaba en la vía.

4. Fantastic Mr. Fox

Después de años de mantener a su niño interno oculto, Wes Anderson decide deshacerse de la ficción y emplea la animación con “stop-motion” para crear una gema que marcó un hito en su carrera. Explora los temas de codicia, supervivencia, mezquindad y vida familiar de manera densa. Su dominio en el dialogo se evidencia ampliamente, y sus personajes hacen del filme una comedia divertida de principio a fin.

3. The Royal Tenenbaums

Esta película no solo tiene uno de los mejores guiones de todos los tiempos, sino que posiblemente representa la obra más impecablemente concebida de este siglo. Entrelaza una intoxicante historia de arrepentimientos, segundas oportunidades, temor a la pérdida y soledad sin el sentimentalismo que empapa los dramas familiares más contemporáneos.

SPONSOR

2. The Grand Budapest Hotel

Esta es su película más exitosa hasta la fecha, tanto para la crítica como comercialmente (obtuvo 9 nominaciones al Oscar, ganando 4 de ellas). Podría parecer recargada o muy formal a primera vista, pero está desarrollada con un sentido tan impecable del asombro y del amor por la época y por los personajes, que nunca deja de ser ridiculamente encantadora.

1. Moonrise Kingdom

Esta sencilla, ingeniosa e irónica comedia romántica, en sus 16mm de cinematografía y su extraña, satírica y taciturna mezcla de romance adolescente y retraimiento adulto, simplemente pudo haber trascendido toda la experiencia Wes Anderson. Pareciera que todo salió de un libro infantil, pero nos hace sentir como viejos padres hojeándolo mientras yacemos en un polvoriento ático, sin avergonzarnos de quitarnos los lentes para limpiar un par de lágrimas mientras lo hacemos.

 

 

 

 

 

 

SPONSOR

¿Te ha gustado el articulo?