Christopher Nolan ha creado 9 largometrajes entre 1998 y 2014. Es un purista del medio, y los protagonistas de sus películas con frecuencia tienen que enfrentar profundas perturbaciones internas. Clasificar estas películas es una tarea difícil, especialmente teniendo en cuenta que ninguna es mala. He aquí el intento:

9. Following (1998)

La cinta debut de Nolan es esta granulosa película en blanco y negro, grabada en 16mm y producida con un presupuesto de solo $6,000. Ofrece interesantes primeros indicios de lo que sería su marca cinematográfica, incluyendo una narrativa no lineal y la exposición de los conflictos internos del protagonista.

8. Insomnia (2002)

El remake de Nolan de la película noruega original de 1997 es la única en su obra en la que no se involucra en el proceso de escritura. Esta es una de las pocas películas con actores que no aparecen en otras de sus producciones. Sin embargo, el elenco hace un buen trabajo. Es una película entretenida, pero sin un impacto tan penetrante en la audiencia como sus demás obras.

7. The Dark Knight Rises (2012)

Con frecuencia etiquetada como una mala película, la tercera y última entrega de la trilogía de Nolan “Dark Knight” es todo menos una producción fallida. La razón por la que no alcanza a sus dos predecesoras es por las expectativas desproporcionales de la audiencia y de la crítica.

6. Batman Begins (2005)

En una era cinematográfica llena de películas de superhéroes, “Batman Begins” se convierte en la piedra angular de una trilogía, expandiendo la profundidad de un género que comúnmente se encuentra dominado por la superficialidad, y con un enfoque mucho más allá del entretenimiento. La profunda narrativa, los efectos visuales y el excelente soundtrack, la hacen una de las películas de superhéroes más exitosas de toda la historia.

SPONSOR

5. Interstellar (2014)

Mientras que algunas películas de Nolan son definitivamente imponentes cintas filosóficas, “Interstellar” se esfuerza mucho en ese sentido y revela su careta de pseudo filosofía y alguno que otro vacío en la trama. Sin embargo, es una de las películas de ciencia ficción más impresionantes a la fecha operando mucho más allá del entretenimiento.

4. The Prestige (2006)

Esta película tiene algo especial con respecto al estilo cinematográfico de Nolan. Es su enfoque más cercano a su auto comprensión como cineasta. Podría ser una de sus películas más esenciales, presentando su estructura no lineal, el look anamórfico, y la interacción de la realidad y la ilusión, mientras sigue los conflictos internos de sus protagonistas.

3. Inception (2010)

El séptimo largometraje de Nolan es un extraño ejemplar dentro del universo actual del cine. Representó un gran éxito comercial, mientras que ofreció una historia sumamente compleja e intelectual. Nolan logra dirigir una población, mientras que desafía a la audiencia con narrativas que apelan al intelecto. El elenco también es indiscutiblemente extraordinario.

2. Memento (2000)

Nolan causó un revuelo entre los círculos cinematográficos con este excepcional thriller. Siendo la primera colaboración entre él y su hermano Jonathan en la escritura, la narrativa está presentada en un orden inverso. Lo que podría sonar como una película sin mucha tensión, resulta una obra llena de suspenso que se posiciona en el Olimpo de los thrillers del siglo 21.

1. The Dark Knight (2008)

El mayor logro de Nolan con “The Dark Knight” es haber llevado el carácter profundo de los superhéroes y sus villanos a otro nivel. “Batman Begins” ya tenía mucha narrativa profunda por ofrecer, pero esta segunda entrega de la trilogía juega con temas más pesados y cautivantes. Si bien es una película sobre todo entretenida y emocional, ofrece personajes brillantemente concebidos (como El Guasón de Heath Ledger) y representa su mejor trabajo hasta la fecha.

SPONSOR

¿Te ha gustado el articulo?