Ver una película de Disney representa distintas cosas. Puede ser un golpe de nostalgia que nos regresa a nuestra infancia y nos hace recordar esas tardes en el sillón de nuestra casa viendo obsesivamente la misma película una y otra vez, también es un reflejo de la historia del siglo XX, desde “Blancanieves”, pasando por “Dumbo” o “Fantasía”; esas películas son el reflejo de una época muy lejana. Finalmente, una cinta de Disney también es un mensaje alienante de una de las compañías más poderosas del mundo que te atrapa desde la infancia y te impone modelos a seguir, así como valores que lo favorecen.

Películas animadas que son mejores que cualquier película de Disney
5 (100%) 1 voto

“Miyazaki es el único nombre que puede competir contra Walt Disney y ganar ventajosamente”.

Sí, Disney es magia, pero también control. Criticar sus cintas puede resultar en amistades perdidas o algo peor, pero la realidad es que existen muchas películas animadas externas a la empresa que son capaces de competir en cuestión visual y narrativa. Tal vez el punto débil de Disney es que su principal objetivo siempre serán los niños, por lo que aunque las cintas puedan ser disfrutadas por adultos, las historias serán predecibles. A pesar de eso, las siguientes películas también contienen algunas que son enfocadas a un público infantil y fácilmente son mejores que una de Disney.


“Fantastic Mr. Fox” (2009) – Wes Anderson

Anderson ha sido criticado por el abuso de su estética, incluso el “director más hipster” ha visto cómo la gente le da la espalda sólo por ser considerado para un nicho específico, pero la realidad es que las historias de Wes Anderson son un ejemplo perfecto de algo bien contado en el cine. Su adaptación del cuento de Roland Dhal es una obra maestra del stop motion con las mejores voces de Hollywood. Emotiva, colorida y realmente hermosa, “Fantastic Mr. Fox” puede ser considerada una de sus mejores obras.


“Rango” (2011) – Gore Verbinski

El ejemplo perfecto de una película para adultos escondida en un filme para niños. Rango está animada de tal forma que las texturas de los reptiles hipnotizan y el diálogo es una joya del cine animado. Sueños surrealistas, paisajes desolados que parecen una puesta en escena; esta película podría ser considerada la más contemplativa de todo el cine animado de Hollywood.

“La princesa Mononoke” (1997) – Hayao Miyazaki

Miyazaki es el único nombre que puede competir contra Walt Disney y ganar ventajosamente. Él no es estudios Ghibli, pero sí es la carta más fuerte que tuvieron y aunque su filmografía no es pequeña, trabajó cada película con el tiempo y amor necesarios para que cada una fuera una poderosa obra de arte. Hoy, Disney te habla del amor, la importancia de cuidar la naturaleza y la urgencia del respeto al otro… Miyazaki lo hizo décadas antes. Sus películas nos llevan por mundos extraños y en el proceso aprendemos que la naturaleza está siendo destruida y que debemos tratarla como un ser vivo cercano a nosotros. “La princesa Mononoke” es una de sus obras más importantes, en la que una lucha entre los guardianes de un bosque y los humanos que necesitan de sus recursos nos enseña más que el valor de la amistad.

“El cuento de la princesa Kaguya” (2013) – Isao Takahata

También de Estudios Ghibli, la cinta fue nombrada una de las películas animadas más hermosas de todos los tiempos por CineFix. La animación no está peleada con el arte tradicional y la estética de la princesa Kaguya recuerda a esas pinturas de un Japón ancestral alejado de la luz neón que hoy tanto conocemos. Una minimalista y tranquila historia japonesa es justo lo que se necesita en el cine, más que lo que nos exponen en las salas tradicionales.

*Las películas animadas más hermosas

“Millennium Actress” (2001) – Satoshi Kon

Hablar de posmodernismo en una película animada es algo bastante inusual, pero Staoshi Kon, mejor conocido por ser el director de “Paprika”, lo hizo con esta cinta. Romper los límites entre la realidad y la ficción, entre el discurso y el metadiscurso son cosas extrañas para una película animada; “Millenium Actress” lo hace al mostrar a unas cineastas que investigan la vida de una actriz retirada.

“Anomalisa” (2015) – Charlie Kaufman

Kaufman no tiene el crédito que se merece. La mente detrás de “Eternal Sunshine of the Spotless Mind” no tiene muchas cintas dirigidas por él, pero su trabajo es recomendable por llevar a los límites el discurso narrativo. “Anomalisa” es una cinta stop motion que bien pudo ser actuada y evitar miles de horas de trabajo para darle vida a los personajes, pero Kaufman logró que el formato fuera otra parte de la película, haciendo de ésta algo aún más entrañable.

“A Scanner Darkly” (2005) – Richard Linklater

Linklater usó la rotoscopía para esta cinta y la de “Waking Life”, y aunque la otra es una gran trabajo filosófico, esta cinta es impecable, pues el tema centrado en las drogas funciona a la perfección con la animación de la película. La película fue actuada y después pasó a un proceso de edición en el que todo se animó, dándole un sentido bastante caleidoscópico a la historia.

“Perfect Blue” (1998) – Masahiro Ikumi

Un thriller animado acerca de una cantante pop que decide tomar las riendas de su vida y dejar la música para perseguir una carrera en el mundo de la actuación, pero un fan de la cantante decide que eso no debe suceder y ahora ella debe luchar por sobrevivir ante el psicópata que la persigue.

Disney siempre será el grande del cine, pero no debemos menospreciar la excelente animación que surge de todos lados. Puedes empezar con 34 películas de anime que te darán una nueva percepción o tal vez conocer más acerca del trabajo del director de animes que inspiró “Inception” y “Réquiem por un sueño”.

¿Te ha gustado el articulo?